A la hora de encargar proyectos de construcción en Mallorca para viviendas unifamiliares, hay una decisión muy importante que hay que afrontar por parte de los clientes, como es la elección entre construir la vivienda o chalet de una sola planta baja o hacerlo en dos plantas, una disyuntiva complicada incluso para profesionales de la arquitectura.

La decisión final correrá siempre a cargo del cliente, así que en desde nuestro estudio de arquitectura y urbanismo solo nos queda hablar de los pros y contras de cada una de las opciones, partiendo de la base de que ambas soluciones son buenas, pero dependiendo del uso que se vaya a dar a la vivienda, habitual o residencia de vacaciones, o los condicionantes del terreno, una puede ser más indicada que la otra en según qué casos.

Desde el punto de vista de la movilidad y para personas adultas que busquen una vivienda para residir el resto de su vida, incluso cuando sean mayores, la opción de la planta baja es la mejor. Así pues, la accesibilidad es un punto fuerte de esta opción, al igual que la simplicidad del mantenimiento, ya que no implica tener que hacer un edificio demasiado alto, por lo que la limpieza de fachadas y cristales es más sencilla. Además, este tipo de proyectos de construcción en Mallorca son ampliables en el futuro, pero, en cambio, tienen mayores costes de construcción y peor eficiencia energética, además de necesitar más metros cuadrados en la parcela.

Por su parte, las viviendas en dos plantas permiten hacer juegos espaciales tanto en el interior como en el exterior de la vivienda, son más eficientes y más económicas, con el añadido de que permiten tener vistas, pero son menos accesibles, prácticas y se pierde espacio útil.

Al fin y al cabo, la elección siempre dependerá de los gustos y necesidades de cada cliente, nosotros desde María Ballester Gornals ofrecemos asesoramiento para que el resultado final sea el más acertado.