Los proyectos de construcción en Mallorca deben partir de la legislación aplicable a nivel nacional y de la Comunidad Autónoma correspondiente (en este caso, la de Baleares). 

Si estás reflexionando sobre efectuar proyectos de construcción en Mallorca, existen, a grandes rasgos, tres opciones, dependiendo, sobre todo, de la entidad de la obra que estés planificando.

Para empezar, si la obra es importante, afectará a varias plantas, la propia estructura del edificio o zonas comunes de la comunidad, por lo que tienes que realizar un proyecto específico, lo que requerirá el concurso de unos técnicos con la cualificación necesaria y que deben supervisarlo y llevarlo a cabo. 

La segunda posibilidad es precisar una licencia de urbanismo. Las licencias urbanísticas las concede el municipio (en este caso, el Ayuntamiento de Palma de Malllorca). Pero debe concederla a partir de la legislación que se haya marcado desde la Comunidad Autónoma y, por supuesto, sin transgredir las leyes estatales.

En tercer lugar, si la construcción es de escasa entidad, solo debes realizar el trámite de la comunicación previa.

Para diferenciar la licencia de obra menor de la de obra mayor, el Tribunal Supremo dice que es obra menor y no requerirá proyecto la que tenga poca importancia o sea simple técnicamente, no se utilice públicamente ni como vivienda y se vaya a desarrollar en una sola planta.

En particular, respecto a las reformas, una obra mayor implicará cambios en la distribución o que afectan a elementos estructurales o de la comunidad. También se incluirán las que aumentan la superficie y suponen un cambio en el tipo de uso.

Desde Ballester Gornals, M., te ofrecemos nuestra experiencia en el sector de la construcción. En este artículo hemos querido aclarar algunas ideas respecto a los conceptos de obra menor y mayor y cómo afecta al tipo que queramos realizar.