Cuando queremos realizar proyectos de construcción en Mallorca, debemos tener en cuenta numerosos detalles. Una construcción, precisamente, no es solo desarrollar un proyecto arquitectónico, sino finalizar con acabados de calidad y retoques que den la personalidad que requiere el lugar.

En este artículo sobre proyectos de construcción en Mallorca, hablaremos de esos retoques tan importantes que harán la construcción algo distinto: la pintura gris y la blanca, dos tonos con personalidad que no pueden faltar en una vivienda moderna.

El blanco es para muchos una forma de vida más que un tono para una decoración de interiores. Hoy tiene muchos adeptos que comulgan con estilos tan en tendencia como el minimalismo o el escandinavo. Se trata de un tono que connota pureza, castidad, inocencia y mucha espiritualidad al estar relacionado con la religión, la reflexión, el cielo, etc.

También es un color que realza la luz natural que entre por nuestras ventanas y, lo más importante, da sensación de mayor amplitud de espacio con una mezcla de calma y frescura. Es perfecto, además, para combinarlo con elementos como la madera, el metal y algunas piedras como el granito o incluso el mármol para dar más elegancia al estilo.

El gris es perfecto para ser combinado con el blanco y lograr tonos, en conjunto, tranquilos en cualquier estancia. Elegancia, suavidad, neutralidad y facilidad para ser combinado con numerosos tonos, como el negro o el verde, amarillos o incluso rojo en elementos complementarios son las características principales.

El gris se usa para hacer menos fuertes los colores intensos en la casa. Si estos priman, se puede usar el tono en cojines, cuadros, mesas o mobiliario. ¿Por qué no?

En María Ballester Gornals tenemos los mejores proyectos de construcción e interiorismo para que tu vivienda sea la que tienes en mente. Contacta con nosotros y permite que nuestra experiencia haga el resto. ¡No te arrepentirás!