Las empresas que disponen de un despacho de arquitectos en Mallorca afirman que las funciones de un arquitecto van más allá de lo que muchos se piensan. Esto quiere decir que su trabajo no es tan solo fabricar planos para la construcción (que también), sino que su especialidad abarca numerosos contextos y entornos.

Los expertos que cuentan con un despacho de arquitectos en Mallorca saben que la profesión de un arquitecto no es nada sencillo y su trabajo abarca desde el inicio de preparación de un proyecto hasta su correspondiente finalización, incluyendo por supuesto todo tipo de detalles.

Una de las principales funciones que puede tener un arquitecto es la de definir expectativas y objetivos de un determinado proyecto. Esto requiere que se cumpla con la normativa vigente de todo tipo de construcciones y se debe trabajar con las partes interesadas para llegar a un punto de entendimiento y que el proyecto resulte satisfactorio para todas las partes.

Otra de las tareas a realizar es elaborar un diseño, puesto que no hay proyecto sin diseño previo preparado. Esto es así de sencillo. Esta es una etapa en la que se requiere el tratamiento exhaustivo del arquitecto, que debe fomentar su creatividad para que el proyecto siga adelante y los clientes queden satisfechos. Otra función del arquitecto es la de estimar presupuestos.

Esta parte es fundamental para que se desarrolle completamente el proyecto, ya que se fijan los materiales disponibles, los técnicos especializados y las técnicas con las que se quiere trabajar. Todo debe quedar reflejado y apuntado para que se formalice un proyecto y debe quedar firmado antes de ponerse manos a la obra.

Desde nuestra empresa María Ballester Gornals apostamos por la calidad y la innovación a través de numerosos servicios de los que disponemos. Contamos con un equipo de profesionales que trabajan para ti.